Archivo de la categoría: Estructuralismo

Jacques Lacan – Ecrits & Autres Ecrits

Para una breve introducción se reproduce un texto publicado en la revista “Nuestro Siglo”, de Siglo XXI editores, con motivo de la reedición en español de los Escritos.

Escritos, de Jacques Lacan

“La ilegibilidad de lo legible es, quizá, el extremo de la transparencia”. Edmond Jabès

 Hay libros destinados por su mera aparición a ser referencia ineludible en un campo de saber. Fue ésa la suerte en el psicoanálisis de los Escritos de Lacan.

Reacio a producir en forma de “libro”[1], Lacan había publicado además de un artículo de enciclopedia un conjunto de conferencias y artículos dispersos en revistas y boletines especializados, absolutamente inhallables en otro lugar que no fueran los cajones de su mesa de trabajo o el closet de su casa de la Rue de Lille. La insistencia (aunada a un supremo talento como editor) de François Wahl, convenció a Lacan de realizar una selección de sus textos y reunirlos en un volumen que llevaría por título Escritos.

Entre marzo y octubre de 1966, Lacan se dio a la tarea de redactar seis textos más y de corregir profusamente más de quinientos párrafos de sus escritos hasta convertirlos en lo que hoy conocemos como los Escritos. Wahl, por su parte, hizo cambios al alimón con el autor y, en palabras de Roudinesco, consiguió “arrancar a ese hombre de la tiranía de su propia palabra para hacerle llegar por fin a una verdadera escritura”[2].

El 15 de noviembre de 1966 los Escritos salían a las librerías. En menos de dos semanas vendieron cinco mil ejemplares, y en un tiempo récord la venta rebasó los cincuenta mil[3]. Cifras llamativas tratándose de la obra de un autor que ya entonces tenía cierta fama de ilegible. (Aún siendo un novel psiquiatra, Lacan se dio a conocer entre otras cosas por ser dueño de un estilo de escritura hermético y barroco que, si bien desconcertaba a sus colegas[4], fascinaría más tarde a poetas como Haroldo de Campos o Severo Sarduy).

Cabe suponer que quien se autodenominara “el Góngora del psicoanálisis” no usaba un significante a la ligera. Al titular su libro Escritos, Lacan distinguía con claridad las dos vertientes sobre las cuales desplegó su enseñanza -privilegiadamente oral- y daba nacimiento a la oposición Lacan-oral/ Lacan-escrito que ha puesto a trabajar en serio a quienes aún se esfuerzan en descifrar tanto su escritura como aquello que –posiblemente- dijo cada miércoles durante casi tres décadas en su seminario.

Es verdad que, hasta cierto punto, algunos escritos de Lacan condensan en unas cuantas páginas el abstruso recorrido de un año de seminario; pero eso no explica la densidad de los Escritos, masa textual significante que, para quien a ellos se asoma, parece hacer surgir a cada renglón una pregunta insistente: ¿Es ilegible Lacan?

Tiempo después de publicarla se refería a su obra de este modo: “Estos Escritos, ya se sabe, no se leen fácilmente […] y a lo mejor la cosa llega hasta el punto de que no son para leer”[5]. Poco le faltaba a Lacan para decir como Antonin Artaud: “Escribo para los analfabetas”.

Los Escritos de Lacan son ilegibles si se acepta (con Barthes, Derrida y el mismo Lacan) que ciertos textos sólo admiten ser leídos una vez que se asume su ilegibilidad. Barthes proponía una lectura perversa[6]: la que obliga al lector a asumir la posición del niño que sabe que su madre no tiene pene, pero se obstina en creer que lo tiene. Es el lector que parte de esta verleugnung fundamental: “Ya sé que es imposible de leer; pero aún así…”. Son textos que revelan que la experiencia de lectura consiste en “experimentar que el sentido no es accesible […] que el concepto tradicional de lectura no resiste ante la experiencia del texto; y, en consecuencia, que lo que se lee es una cierta ilegibilidad”.[7]

Pero los Escritos ostentan cierta legibilidad si se concede que (si bien con ellos Lacan se dirigía a un público que trascendía su seminario, incluso a un público por venir) la experiencia de leerlos constituye una enseñanza decisiva en estrecha relación con la práctica analítica misma: el lector es conminado a no entender muy deprisa, a tomarse un “tiempo para comprender”[8], a no extraviarse en los derroteros imaginarios del sentido, es decir que es llevado a leer a la letra, como hace el analista con la escritura que surge de lo que se dice en un análisis (y como, por otra parte, Lacan leyó el texto de Freud[9]). Asimismo, Lacan llegó a señalar que la elipsis barroca de su escritura, en la que un significante permanece en reserva, no dejaba de tener cierta relación con un objeto perdido, objeto que en su radical ausencia vectoriza la direccionalidad de la experiencia analítica.

Unas palabras de Michel Foucault sobre el hermetismo lacaniano son del todo esclarecedoras: “Él [Lacan] quería que el lector se descubriera a sí mismo como sujeto de deseo, a través de esta lectura. Lacan quería que la oscuridad de sus Escritos, fuera la complejidad misma del sujeto, y que el trabajo necesario para comprenderlo fuera un trabajo a realizar sobre uno mismo”.[10]

Y es que la ilegibilidad de la escritura de Lacan no es el extremo de un denodado hermetismo: encierra en ella la apuesta por una lectura de la literalidad, una lectura anclada al soporte material del significante (la letra) y no al lektón espiritual del significado. El inconsciente, decía Lacan en estos años, concierne a la pura lógica del significante. Otros serán los problemas y articulaciones que después de la publicación de los Escritoselaborará a partir de la escritura topológica nodal.

***

[1] En 1964 La editorial Seuil canceló por incumplimiento el contrato de un libro suyo (Cuestionamiento del psicoanalista), cuya escritura Lacan presumiblemente nunca concluyó.

[2] Roudinesco E., Lacan, FCE, Colombia, 2000, p. 472

[3] Tres años después, el primer tomo de la edición de bolsillo vendía más de ciento veinte mil ejemplares, y el segundo más de cincuenta y cinco mil, batiendo records editoriales en Francia. En esos días, Lacan ironizaba en su seminario sobre la recepción de su libro: “Lo que salva, sin embargo, mis Escritos, del accidente que tuvieron, o sea de que se los leyera en seguida, es que son de todas maneras un worst-seller”. Lacan, J. Seminario 17, El reverso del psicoanálisis, Buenos Aires, Paidós, 1992, p. 208

[4] Ya en 1938 Edouard Pichon se expresaba en estos términos sobre el estilo de Lacan: ·”sería del interés de todos los especialistas en psicopatología que él [Lacan] se liberara de cierta coraza en que su espíritu se encierra, coraza hecha a la vez de una jerga de secta y de un preciosismo personal. Ello perjudica sus obras”. Citado por M. Arrivé en Lenguaje y psicoanálisis, lingüística e inconsciente, Siglo XXI, México, 2004, p. 244

[5] Lacan, J., El seminario 20, Aún, Paidós, Barcelona, 1981, p. 37

[6] El placer del texto, Siglo XXI, Argentina, 1973, p. 62

[7] J. Derrida, Entrevista con Carmen González Marín, Revista de Occidente, 62-63, 1986, p. 163

[8] Cfr. Lacan, J., “El tiempo lógico…” en Escritos 1, Siglo XXI, México, 1994, pp. 187-204

[9] Cfr. Lacan, J., “De un designio”, en Escritos 1, Siglo XXI, México, 1994, pp. 349-353

[10] Dits et écrits,Vol. IV, (1980-1988), Gallimard, Paris, 1994, p. 205

Ecrits

Descarga directa (Mediafire) 

Descarga directa (Megaupload)


Autres Ecrits

Descarga directa (Mediafire) 

Descarga directa (Megaupload)

Deja un comentario

Archivado bajo Estructuralismo, Lacan, Psicoanálisis

Gilles Deleuze – Conversaciones

Gilles Deleuze – Conversaciones

Edición original: Pourparlers 1972-1990, Minuit, 1990.

Edición española: Conversaciones, Pre-Textos, 1995.

Edición digital por Escuela de Filosofía Universidad ARCIS.

 

A diferencia de otros pensadores que, en la tradición de Sócrates , ocupan siempre que pueden el centro de la plaza pública con su voz, Deleuze es un filósofo que, en la tradición de Nietzsche , habla poco y escribe mucho. Incluso la mayoría de estas conversaciones son originariamente escritos. Quizá porque ocupar el centro de la plaza pública es pretender ejercer algún poder, aunque sólo sea ese cuarto poder de la opinión pública, mientras que para Deleuze la filosofía es un modo de resistencia a todos los poderes y, entre ellos, también al hoy tan gigantesco imperio de la opinión. A lo largo de estas páginas pasan, pues, más de veinte años de conversaciones sobre El anti-edipo ,sobre Mil mesetas , sobre el cine y la televisión, sobre Foucault o sobre Leibniz , sobre literatura o sobre política, pero en ellas hay muy poco de opinión y mucho de filosofía. Y se dirá: si la filosofía no puede nada, ¿no es su conversación un hablar por hablar (pour parler), un mero hablar (pur parler)? Pero esta conversación -interrumpida y anudada sin cesar durante veinte años- sólo conserva su capacidad de resistencia porque muestra que pensar es algo distinto de opinar, discutir o clasificar, porque enseña que pensar es crear.

 

Descarga directa (Mediafire)

Descarga directa (Megaupload)

Descarga para la versión de Pre-Textos

Deja un comentario

Archivado bajo Deleuze & Guattari, Estructuralismo, Posestructuralismo

Oscar Masotta – Jacques Lacan o el inconsciente en los fundamentos de la filosofía (1965)


Jacques Lacan o el inconsciente en los fundamentos de la filosofía” es una comunicación de Oscar Masotta leída el 12 de marzo de 1964 en la Instituto Pichon-Rivière de Psiquiatría Social.

El texto fue publicado originalmente en la revista “Pasado y Presente (Nro. 9, Córdoba, semestre abril-septiembre de 1965) e incluido posteriormente en “Conciencia y estructura” (Editorial Jorge Álvarez, Buenos Aires, 1968; existe reedición por Editorial Eterna Cadencia, Bs. As., 2010) y en “Ensayos Lacanianos” (Anagrama, Barcelona, 1976; existe reedición por Editorial Eterna Cadencia, Bs. As., 2011)

José María Aricó –integrante del grupo de PyP– subraya la importancia de este texto: “el ultimo numero de la primera serie, de septiembre de 1965, incorporaba un artículo de Oscar Masotta sobre Lacan, tal vez el primero en su género que se publicaba en español.” (La cola del diablo, itinerario de Gramsci en América Latina, Siglo XXI Argentina, 2005, p. 91)

Masotta llegó a la obra de Lacan a través de la biblioteca –“que no era ni avara ni rencorosa” – de Enrique Pichon-Rivière: “Según cuenta la leyenda, una noche en la que ‘andaba mal’ Masotta fue a dormir a la casa de Pichon-Rivière y descubrió el tesoro oculto en sus libros. Finalmente éste terminó regalándole los Seminarios y, al poco tiempo, le ofreció uno de los salones del Instituto para que compartiera con una audiencia especializada las inquietudes despertadas por ese material hasta el momento inédito en castellano.” (Juan Andrade: Oscar Masotta, una leyenda en el cruce de los saberes, Capital Intelectual, Bs. As., 2009, p. 136)

Diez años después, para referirse –frente a Lacan y la L’Ecole Freudienne de Paris– sobre los orígenes de la Escuela Freudiana de Buenos Aires, Masotta hace referencia a este episodio.

Se puede situar este texto como un punto de inflexión, el cierre de la etapa existencialista, de las influencias de Sartre y Merleau-Ponty; y como el inicio de las influencias estructuralistas, de Lévi-Strauss y, obviamente, de Lacan y el psicoanálisis.

Al año siguiente de publicado este texto, se publican los Ecrits (Ed. Du Seuil, 1966) de Lacan, y él mismo manda una copia a Masotta con la siguiente dedicatoria: “A Oscar Masotta. Amigo de mi pensamiento tan cercano aunque su residencia es tan lejana. Jacques Lacan. El 11-XII-66”

Descarga directa (Megaupload)

Descarga directa (Mediafire)

1 comentario

Archivado bajo Estructuralismo, Psicoanálisis

Judith Butler x 3

Judith Butler

El género en disputa. El feminismo y la subversión de la identidad

Ediciones Paidós Ibérica, Barcelona, 2007, 316 p.


El género en disputa, obra fundadora de la llamada teoría queer y emblema de los estudios de género como se conocen hoy en día, es un volumen indispensable para comprender la teoría feminista actual: constituye una lúcida crítica a la idea esencialista de que las identidades de género son inmutables y encuentran su arraigo en la naturaleza, en el cuerpo o en una heterosexualidad normativa y obligatoria. Libro interdisciplinario que se inscribe simultáneamente en la filosofía, la antropología, la teoría literaria y el psicoanálisis, este texto es deudor de un prolongado acercamiento de la autora al feminismo teórico, a los debates sobre el carácter socialmente construido del género, al psicoanálisis, a los estudios pioneros sobre el travestismo, y también a su activa participación en movimientos defensores de la diversidad sexual. Así, con un pie en la academia y otro en la militancia, apoyada en su lectura de autores como Jacques Lacan, Sigmund Freud, Simone de Beauvoir, Claude Lévi-Strauss, Luce Irigaray, Julia Kristeva, Monique Wittig y Michel Foucault, Butler ofrece aquí una teoría original, polémica y desde luego subversiva, responsable ella misma de más de una disputa.

 

Judith Butler

Cuerpos que importan: sobre los límites materiales y discursivos del “sexo”

1ª ed., Paidós, Bs. As., 2002, 352 p.


Butler continúa la reflexión comenzada en El Género en Disputa sobre el carácter performativo de la sexualidad y del género y reconsidera sus propios aportes a la teoría crítica y feminista durante la última década. En esta obra analiza cómo aquello que fue excluido de la esfera propiamente dicha del “sexo”, tiene un retorno perturbador que incide radicalmente en el horizonte simbólico, según el cual unos cuerpos importan más que otros. Al problematizar las categorías de identidad, se coloca en el centro de los debates de la teoría feminista y de las políticas queer.

 

Judith Butler

Mecanismos Psíquicos del Poder. Teorías sobre la sujeción

Ediciones Cátedra, Madrid, 2001, 214 p.


Como forma de poder, el sometimiento es paradójico. Una de las formas familiares y agónicas en que se manifiesta el poder consiste en ser dominado/a por un poder externo a uno/a. Pero si, siguiendo a Foucault, entendemos el poder como algo que también forma al sujeto, que le proporciona la misma condición de su existencia y la trayectoria de su deseo, entonces el poder no es solamente algo a lo que nos oponemos, sino también, de manera muy marcada, algo de lo que dependemos para nuestra existencia y que abrigamos y preservamos en los seres que somos. La teoría foucaultiana otorga poco protagonismo al ámbito de la psique y no explora el poder en esta doble valencia de subordinación y producción. Si la sumisión es una condición de la sujeción, resulta pertinente preguntar: ¿cuál es la forma psíquica que adopta el poder? Judith Butler acomete el proyecto de elaborar una teoría de la psique para acompañar a la teoría del poder, tarea que los autores adscritos tanto a la ortodoxia foucaultiana como a la psicoanalítica han eludido.

Descarga directa (Megaupload)

Descarga directa (Mediafire)

Deja un comentario

Archivado bajo Butler, Estructuralismo, Género, Posestructuralismo, Teoría Queer

Chomsky – Foucault – La Naturaleza Humana: Justicia Versus Poder. Un debate

Noam Chomsky & Michel Foucault

La Naturaleza Humana: Justicia Versus Poder. Un debate

1ra ed.,  Katz Editores, Bs. As., 2006, 96 págs.


(del texto de contratapa)

En noviembre de 1971, la televisión holandesa transmitió un dialogo entre Noam Chomsky y Michel Foucault, moderado por Fons Elderes, que se inscribía en la serie de encuentros organizados por el International Philosophers Projetc. Ya en la presentación del encuentro, y anticipando lo que posiblemente ocurriría, Elderes caracterizo a los oponentes como “dos obreros que estuviesen perforando un túnel en una montana, cada uno desde un lado opuesto, con instrumentos diferentes, y sin saber si se encontraran”.

(…)

Publicado integro por primera vez en este volumen, La naturaleza humana: justicia versus poder es un extraordinario modelo de intercambio intelectual, una puesta en perspectiva de las estrategias de pensamiento de Foucault y de Chomsky y un magnifico documento del encuentro entre dos de las figuras mas importantes de la filosofía del siglo XX.

Descarga directa (Megaupload)

Descarga directa (Mediafire)

Deja un comentario

Archivado bajo Chomsky, Estructuralismo, Foucault, Intelectuales, Posestructuralismo

Carlos Gómez (ed.) – Doce textos fundamentales de la Ética del siglo XX (2002)

Carlos Gómez (ed.)

Doce textos fundamentales de la Ética del siglo XX

1ra ed., 3ra reimp., Alianza Editorial, Madrid, 2007, 312 págs.

(del texto de contratapa)

Los problemas de la Filosofia Moral contemporánea son presentados en este volumen a través de DOCE TEXTOS FUNDAMENTALES DE LA ETICA DEL SIGLO XX, encuadrados en sus principales tendencias: la filosofía analítica (G.E. Moore, L. Wiitgenstein), la corriente fenomenológico-existencialista (M. Scheler, J.-P. Sartre), los marxismos (E. Bloch, J. Habermas), la polémica entre liberales y comunitaristas (J. Rawls, Ch. Taylor), las aportaciones de la hermenéutica y la postmodernidad (P. Ricoeur,  M. Foucault), y las llevadas a cabo en lengua española (J. L. I. Aranguren, J. Muguerza). Traducidos algunos de ellos por primera vez al castellano y ofrecidos en muchos casos en su integridad, estos textos –contextualizados y analizados en el estudio preliminar de Carlos Gómez– recogen los planteamientos básicos de sus autores, haciendo de esta recopilación un excelente instrumento y una introducción inmejorable para conocer los temas cardinales de la reflexión ética de nuestro tiempo.

INDICE

Introducción: Problemas de la Ética contemporánea

DOCE TEXTOS DE ÉTICA

I. La filosofía analítica

1. George Edward Moore: El tema de la ética

2. Ludwig Wittgenstein: Conferencia sobre ética

II. La corriente fenomenológico-existencialista

3. Max Scheler: Relaciones de los valores «bueno» y «malo» con los restantes valores y con los bienes

4. Jean-Paul Sartre: El existencialismo es un humanismo

III. Los marxismos

5. Ernst Bloch: ¿Puede frustrarse la esperanza?

6. Jürgen Habermas: Ética discursiva

IV. La polémica entre liberales y comunitaristas

7. John Rawls: Justicia como imparcialidad: política, no metafísica

8. Charles Taylor: Horizontes ineludibles

V. Hermenéutica y postmodernidad

9. Paul Ricoeur: Ética y moral

10. Michel Foucault La ética del cuidado de sí como práctica de la libertad

VI. Ética en lengua española

11. José Luis López Aranguren: La ética y la tarea de la moralización

12. Javier Muguerza: La obediencia al Derecho y el imperativo de la disidencia


Descarga directa (Megaupload)

Descarga directa (Mediafire)

Deja un comentario

Archivado bajo Estructuralismo, Foucault, Marxismo

Horacio Tarcus (comp.) – Disparen sobre Foucault (1993)

Horacio Tarcus (comp.)

Disparen sobre Foucault

1ra edición, Ediciones El Cielo por Asalto, Bs. As., 1993, 256 paginas.

Horacio Tarcus (ed.) - Disparen sobre Foucault

(del texto de contratapa)

La teoría foucoultiana del poder irrumpió con enorme vigor en Francia en los últimos quince años, como respuesta a las concepciones políticas tradicionales, incluida la marxista. Mientras en Europa el entusiasmo por su obra no impidió que la izquierda intelectual mantuviese con ella un diálogo crítico, Foucault llegó a América Latina —como otras tantas modas intelectuales, Gramsci antes, el posmodernismo después—  sometido a la veneración complaciente o al desinterés dogmatico. Los autores reunidos en el presente volumen, lejos tanto de la apología como de la diatriba, discuten la obra de Foucault intrínsecamente, a partir de los problemas que ella plantea, aunque el debate adquiera por momentos un fuerte tono polémico.

¿Es esta visión del poder tan radicalmente nueva como Foucault pretende? ¿Queda el marxismo en su conjunto prisionero de la concepción tradicional del poder impugnada por Foucault? ¿Es posible —teórica y políticamente hablando— una complementariedad Marx-Foucault o se trata de dos paradigmas inconciliables? ¿Ha convertido Foucault al poder en un nuevo primer principio, al punto de hacerle perder cualquier determinación histórica? ¿No posee este poder, entendido ya como voluntad omnipresente, tras su  aparente radicalidad, un efecto político paralizante? ¿No conduce en suma a laimpotencia de una resistencia individualista? ¿Si el poder genera resistencia, cuál es la fuente de dicha resistencia si nuestra propia subjetividad está constituida por el poder? ¿Desde dónde escribe Foucault: por qué podría eludir su obra la mirada del poder?

Estas son algunas de las preguntas que distintos pensadores marxistas dirigieron durante estos años a la obra de Foucault. El criminólogo italiano V. Cotesta se ocupa de Vigilar y castigar, el historiador inglés J. Weeks de la relación entre Foucault y la historia, A. Hussain somete a crítica Historia de la sexualidad, desde una perspectiva que integra el marxismo, el psicoanálisis y el feminismo . Dominique Lecourt, Bob Fine, Peter Dews y Massimo Cacciari discuten, desde distintos ángulos, la problemática foucaultiana del poder. El volumen se cierra con una respuesta de Foucault a sus críticos comunistas: Lo que digo y lo que dicen que digo.


Leer el libro online (Scribd.com)

Descarga directa (Megaupload.com)

Deja un comentario

Archivado bajo Estructuralismo, Foucault, Marxismo, Posestructuralismo